miércoles, julio 18, 2007

DIARIO DE UN ANTIMENFOTISTA 3 - ¿Zonas Saturadas?

publicada en "La Verdad" del viernes 13 de Julio de 2007

link a la edición digital

¿ZONAS SATURADAS?

Me refería en mi columna anterior al reconocimiento que ciertos bares emblemáticos de Alicante merecen como dinamizadores culturales: bien porque crean una comunidad de parroquianos afín a una música minoritaria; bien porque promueven conciertos, exposiciones y otros eventos para extender su actividad; bien porque son agentes de la diversidad cultural al realizar una propuesta (musical, ambiental...) que rompe con la excesiva oferta de bares de pachangueo homogenizador que corre el riesgo de monopolizar la oferta de ocio nocturno alicantino.

Nombrar a algunos de ellos es cometer injusticia con los que no caben aquí, pero reconozcamos el papel de Cure (¿RIP y larga vida!), Clan Cabaret, Pixies, Mezclarte, Mono, Jendrix, Ruta 13, Jamboree, La Vereda, Rincón Bohemio, Black Dog y Sala Stereo, todos los agregados al circuito café-teatro, teterías como El Tábano o Waslala e incluso bares sin nombre como el de fachada amarilla de la calle Sevilla. Y no puedo dejar de nombrar mi segunda casa, El Cherokee.

También me refería a la declaración municipal de zonas saturadas de pubs que pesa hoy día sobre El Barrio (casco antiguo) y la Ruta de la Madera (calles situadas entre Alfonso El Sabio y la avenida Carmelo Calvo, para entendernos). Concretamente, afirmaba que dichas declaraciones acaban matando la diversidad cultural y musical y, para más inri, no solucionan ninguno de los problemas para los que se supone que se crearon. Y voy a intentar defender tan atrevidas afirmaciones.

El Barrio y la Ruta se declararon zonas saturadas de pubs como respuesta a las quejas vecinales sobre los ruidos y suciedades que supuestamente generaban dichos establecimientos de ocio juvenil. La respuesta municipal ante el conflicto podría haber sido sentar a las partes para llegar a un pacto o una campaña informativa para aplicar el civismo al ocio juvenil. Pero, ¿ay! En su lugar, se optó por una razia contra los pubs que no tenían licencias en regla (legítimo) y por la ya mencionada declaración de zona saturada de , que en la práctica servía para negar más licencias de establecimientos de hostelería que se quisieran abrir en la zona (hay quien propuso en broma declarar Alicante entera ciudad saturada de inmobiliarias por la misma regla de tres).Esto no ha reducido el número de pubs ya existentes, objetivo que se venía a perseguir con la medida. Ni siquiera cuando estos cierran: son un negocio que funciona bien, con clientela hecha y en zonas que los fines de semana son de paso obligatorio para todo el que busque alivio nocturno a la presión laboral o estudiantil de la semana. Así que en realidad no cierran: cuando uno de estos pubs cesa en su actividad, se traspasa a otro la licencia ya existente sin pasar por la ventanilla municipal. ¿Consecuencia? El precio de estas licencias en este mercado de traspasos se ha disparado hasta el punto de echar para atrás a buena parte de los emprendedores que les gustaría apostar por bares y estilos diferentes. Algunos de estos traspasos de licencias sólo los pueden pagar los pudientes que no arriesgan y van a lo seguro: música mayoritaria, pachangueo y obviedades melódicas varias. Música pija, para entendernos, respetable para el que le guste pero denunciable si fuera la única oferta existente. No arriesgar es ir a lo mayoritario, ofertar música y ambientes del gusto de la corriente principal y no realizar ningún esfuerzo por educar al público o darle alternativas. Por esto afirmo que las declaraciones de zonas saturadas no solucionan los problemas para los que se crearon, ya que no reducen el número de pubs, sino que, a la larga, los homogeneizan. Es decir: matan la diversidad cultural y musical.

La declaración de zonas saturadas sólo tuvo un efecto positivo, en mi humilde opinión: escapando a la constricción geográfica de tales medidas, se ha creado una nueva zona intermedia en el área de la calle Pascual Pérez, donde han florecido bares con inquietud cultural, ambiente y música cuidados como el Söda, La Japonesa o el Culture Club. Aún así ¿Saturemos Alicante de bares emblemáticos y culturales!

link a la edición digital de La Verdad
http://blogs.laverdad.es/danielsimon

5 comentarios:

EmeJota dijo...

Pues sí, pues sí... ¡VARIEDAD!

Lord Edgar R. Crossbower dijo...

Tal vez habría que abrir la veda en zonas como el campo de golf o San Vicente pero la peña no está mucho por la labor.

Joaquín Aldeguer dijo...

Caballero....espero que encontrara e identificara usted al simpar Rafa Corega! Ya me contarás...un saludo y suerte! J.

danilefreak dijo...

ostras, joaquín, "mola" (igual que nos puede molar el chivi), pero no acierto a adivinar quien es...

dame una pista...

gracias por descubrirmelo. Hey ho!!

DANI

Joaquín Aldeguer dijo...

La pista:
Es un tipo que forma duo con otro que ha trabajo en radio...en televisión es donde menos han hecho, se les puede ver habitualmente en el teatro, especialmente en una sala de Madrí de la calle Galil...
y hasta aquí puedo leer.

De nada, monada ;)