lunes, junio 11, 2012

GNADENLOS (SIN COMPASIÓN) DE RALPH DEL VALLE


Publicado en La Verdad de Viernes 8 de Junio de 2012

GNADENLOS (SIN COMPASIÓN)

El padre y el hijo.

El libro me llega por paquete postal de Bubok. Se trata de un servicio de autopublicación que cada vez más autores están utilizando. Su gran novedad es que permite la “impresión bajo demanda”. Es decir, cada vez que una persona pide un libro, se imprime su ejemplar para él, no antes. De esta forma, el autor no solo se autopublica: es que no tiene que imprimir una edición o tirada enterea, ni almacenarla ni distribuirla a puntos de venta. Todo se promociona, se encarga y se vende por internet e incluso se puede comprar la edición en libro electrónico para tablets y e-books readers, además del libro impreso. Si lo pensamos, combina lo mejor de la edición impresa y la edición digital: hay libro impreso para los fetichistas del papel (incluido el propio autor, que eso de ver tu libro-idea convertido en un libro-objeto sigue dando mucho placer), pero con todas las ventajas de la distribución por internet y sin tener que adelantar dinero a imprenta alguna: lo que se vende es lo que se imprime. Yo experimenté de primera mano con esta plataforma cuando publiqué lasegunda edición del libro recopilatorio de estas columnas. Y aquí estoy, con el libro de un autor alicantino que me acaba de llegar en un paquete con el sello verde de Bubok.

Al abrirlo, una portada sobria me espeta el nombre del libro y de su autor: Gnadelos (Sin Compasión) por Ralph del Valle. Un escalorfrío de orgullo me recorre la espalda. Apenas una semana antes, el autor en persona se encontraba conmigo en una terraza y me llevaba a un aparte. Quería comunicarme algo discretamente, todavía lejos de los oídos de la cena colectiva en la que íbamos a participar. Acaba de recibir una llamada de teléfono. Había ganado el premio Bubok de CreaciónLiteraria por su primera novela, recien autoeditada a través de esta plataforma. Sonreí orgulloso entonces y sonreí orgulloso al recibir el libro. Conforme escribo este texto, estoy haciendo un esfuerzo por no dejarme llevar por la nostalgia y glosar mi relación con el autor. Quiero recomendar este libro con todas mis fuerzas y no quiero que piensen que es por otra cosa que no sea su calidad, su original técnica literaria y su contenido. Baste decir que es un autor alicantino al que, como tantos creadores locales y afortunadamente para mí, conozco desde hace varios años.

En realidad Ralph nació en Inglaterra, por circunstancias laborales paternas, y ha vivido en Alicante, Madrid, Valencia y ahora en Berlín (y, por si fuera poco, es del Sporting y del Arsenal). Muchos ciudadanos del mundo, como es él, dicen que se sienten procedentes del lugar “donde cursaron el instituto”. Así que se puede considerar alicantino, pero la distancia explica que no oigamos hablar más de él por aquí. Cuando estuvo en Madrid, trabajó cinco años como creativo publicitario. Y ese es el arranque de la novela Gnadenlos, una expresión alemana para indicar “sin piedad” o, como el autor la subtitula “sin compasión”. Al leerla, descubrimos una historia fascinante que explica por que el autor dejó el mundo de las agencias de publicidad e incluso cambió de país.

El título le viene que ni pintado: no da tregua, no da compasión. No hay ninguna división por capítulos ni párrafos ni actos ni nada que se le parezca. Desde el principio hasta el fin, el camino de un creativo publicitario por el trabajo en tres agencias distintas, narrado en primera persona, con una mirada externa/interna a las tripas/cloacas del mundo de la publicidad en España. No deja títere con cabeza: maletines para conseguir encargos de grandes cuentas, decadentes fiestas con aspirantes a mando intermedio que acaban en fiestas en piscinas retozando en bikini con los gurús del mundillo y otras bajezas que no revelaré para no spoilear de más. Para más inri, los nombres de agencias y personas son ficticios, si, pero lo suficientemente parecidos a sus homólogos reales como para ser reconocibles por el ojo experto. Yo solo he pillado el de Sra. Trashmore/Sra. Rushmore, ya que conozco a dicha agencia que tomó su nombre de la portera del instituto Rydell de película “Grease”. Me muero por preguntarle a Ralph quienen son los otros y si realmente están basados en personajes reales.

Se trata de una prosa ágil, fresca, que en algunos momentos abandona la narración novelesca sin que el lector apenas lo perciba para sumergirle en los pensamientos del autor/protagonista en unos trallazos dialécticos cargados de rabia a caballo entre el ensayo y el libelo. Muy recomendable para lectores en general. Y especialmente recomendado para gente vinculada al mundo de la publicidad: a veces desenmascarar malas prácticas de una profesión viene bien para renovar la ética y la calidad del trabajo dentro de la misma.

Ha nacido un literato y, aunque gane premios a nivel nacional, resida en Alemania y su trabajo tenga alcance internacional, lo condieramos uno de los nuestros. Pero si es que su escritura engancha hasta cuando habla de fumar en pipa. ¿No se lo creen? Vayan a Google y busquen “tiesto de las flores dehumo”,un blog en el que Ralph escribe sobre tan literaria costumbre, o sobre sus vivencias berlinesas empañadas por la bocanada Claessen llena de Union Square. Esta pipa y este tabaco son los que nos cuenta Ralph que fumaba mientras escribía la primeralinea de su segunda novela, animado por el premio recibido por la primera. Que dure. Alicante se está antimenfotizando.

El terror de las agencias de publicidad corruptas y amorales.


P.D: Si quieren conocer al autor y su obra en persona, se ha organizado una presentación del libro en Alicante para el próximo Viernes 15 de Junio a las 20 h. en el Aula Rafael Altamira, tercera planta de la Sede de la Universidad en Alicante (frente canalejas).