viernes, diciembre 17, 2010

MADRE MÁQUINA

publicado en La Verdad de Viernes 17 de Diciembre 2010

MADRE MÁQUINA


La acúsitica de la “Caja Negra” del Centro Cultural Las Cigarreras está dando mucho que hablar por su baja calidad (aquí hay un problema a resolver). A pesar de ello, nada impidió el Sábado pasado a unas 300 personas acudir al concierto que las bandas alicantinas Madre Máquina y Siberia ofrecieron dentro del ciclo “Rock in the Box” organizado por Alacant Rock. Los grupos alicantinos se han pasado décadas tocando en su ciudad a pesar del Ayuntamiento, así que un ciclo organizado en lo que quiere ser una sala de conciertos muncipal (a pesar de sus limitaciones acústicas primerizas) tiene cierto sabor a conquista. Más si Madre Máquina está involucrado. Son una de nuestras bandas, uno de los proyectos musicales independientes alicantinos más sólidos y con mejor pinta de los últimos años. Vamos a conocerles un poco mejor.

Quedo con Pablo en el Söda Bar. Tiene todo el sentido del mundo, ya que es uno de los bares más inquietos, plenamente conscientes de su condición antimenfotista y comprometidos con el cambio cultural en Alicante. Como Madre Máquina y un servidor. Además, que nos solemos encontrar en él y la música que ponen nos encanta, que narices. Con él empiezo a repasar un poco la trayectoria y momento actual de Madre Máquina.

La banda se formó en Julio del 2008, con tres miembros que tenían experiencia en otras bandas alicantinas (como Asulito o Collocopters). La visión que tenían César, Pau y Pablo era de un Power-trio con canciones tocadas en castellano, en el que todos los instrumentos tuvieran el mismo protagonismo, con un sonido en directo cañero y organico, dejando los arreglos para el disco y sonando lo más natural posible sobre el escenario. Sus referencias las buscan principalmente en grupos de los años 70 (como Caravan o Chicago) y de los 90 (como Foo Fighters). Si lo piensan, tiene perfecto sentido y coherencia: en los años 90 hubo un revival de los setenta, y ahora en los años diez del siglo XXI, estamos viviendo el principio de un revival noventero que no es difícil predecir se extenderá por toda esta década. Pablo incluso reconoce alguna influencia tropical, cosa que no relacionarías a primera escucha con el sonido de Madre Máquina, pero a él le gusta coger algunas notas propias de la Bossa Nova e introducirlas en sus canciones. No quieren casarse con un estilo concreto. Cuando le propongo a Pablo el habitual ejercicio de que autoetiquete al grupo, para ayudar a ubicarles a quien no les haya oído, prefiere citar bandas de referencia (como ) antes que estilos musicales. Eso si, aunque todos los grupos modernos tienen a otras bandas como referentes, Pablo distingue dos actitudes: o bien mimetizas la música de un grupo en concreto o bien te dedicas a meter en la coctelera a todos los grupos que te gustan y te han influenciado y la agitas. Madre Máquina abogan por lo segundo. Y debo decir que agitan esa coctelera con fuerza, con mucha fuerza.

El grupo comenzó a llamar la atención cuando ganaron el certámen para grupos noveles de Stereo en 2009, cuando no tenían ni un año de vida. También llegaron a la final del Circuit Rock organizado por el IVAJ. Dos reconocimientos tempranos que les dieron un impulso moral que se agradeció. Pronto autoprodujeron su primer disco. Y es que antes, en los 90 y principios del 2000, en los antiguos tiempos de la industria discográfica, una banda aspiraba a “ser descubierta”, a ser vistos o elegidos por el responsable de algún sello (mainstream o indie) y poder tener así acceso a los medios para grabar un disco y que así su música llegar al público. No había otra manera. Pero Madre Máquina nace en 2008, en la nueva época en la que el juego musical ha cambiado sus reglas. Los medios de producción discográfica están accesibles para cualquiera que tenga un ordenador. En cuanto Madre Máquina vio que su propuesta musical funcionaba, no necesitó el plácet de ningún sello para meterse en el estudio de grabación de la Nave Iguana en Sanvi y salir de allí con su primer LP. Este verano sacaron el segundo, grabado en Audiogenia. A principios del año que viene saldrá el tercero, con ayuda en la producción de Igor “Little Fish” (que también produce a bandas como Grave Yatch Club). No les ha hecho falta salir de la provincia de Alicante para grabar con calidad profesional, tomen nota.



Videoclip de Madre Máquina realizado por los alumnos del
Taller de Videoclips
de la primera edición del FIVECC


No tener el apoyo de un sello no es obstáculo hoy en día para que la música de una banda llegue al público. Su segundo disco, “Cruzarse de Brazos” lo han distribuido en algunas tiendas Fnac. Pero sobre todo, un grupo de 2010 utiliza internet para darse a conocer. Gracias a darse de alta en Radio Unit, han conseguido estar en Spotify, el principal medio de difusión musical de nuestro tiempo, una auténtica biblioteca universal gratuita de música en la que cada vez faltan menos canciones. También están dados de alta en varias páginas de difusión musical internacionales, lo que les ha dado a conocer incluso fuera de España. Esto ha dado lugar a algunas anécdotas, como un seguidor del País Vasco que reconoció a Pablo andando por el Low Cost y le pidió el disco porque les había conocido via web. Por cierto que es la única banda que ha tocado hasta ahora en las dos ediciones que ha tenido el Low Cost, lo cual les ha permitido foguearse en escenarios con estrellas internacionales (Juliette Lews, Placebo...). Acabando el tema de la difusión musical, en el último disco también han apostado por las licencias Creative Commons, en parte porque reconocen que son menos engorrosas burocráticamente que el registro tradicional, pero también por las ventajas en cuanto a difusión de la obra que les dan a una banda que está empezando.

Sin ánimo excluyente, Madre Máquina si que se consideran parte de una escena de grupos alicantinos con bandas como Grave Yatch Club, Fliying Pig Matanza, Dei Suoni, Thérésé, etc... ensayan juntos, tocan juntos y comparten cierta visión de como debería ser la música en Alicante. Les gustaría que Alicante tuviera instalaciones públicas como L'escorxador y La Llotja de Elche y tiene el proyecto ambicioso de sacar un disco por año. Ojalá sea así, porque una vez te haces seguidor de su música nunca tienes bastante. Larga vida a Madre Máquina y seguid ayudando a ¡Antimenfotizar Alicante!

2 comentarios:

Daniel dijo...

Muy de acuerdo con todo hermano!!! Pedazo de banda y mejor gente!! y que os dire que no sepais a los que habeis visitado la caja...
Aunque eso si, la banda que les acompaño esa noche tb fue de quitarse el sombrero, PEDAZO de banda los Siberia!
Una pena que el sonido sea el que es, pero debemos ser positivos, esperemos que esto mejore.
Un abrazo Danito!

Lorena dijo...

Son muuuuy buenos. En mi opinión, uno de los mejores y más originales grupos de Alicante (además de unos de los más majos y éso que hay un montón también en ése sentido).

Espero que se sigan abriendo camino y que la gente los vaya conociendo más, porque valen la pena y mucho y aportan algo nuevo al panorama alicantino.